Los Libros

Si te atreves a abrir un libro estaras abriendo las puertas de tu imaginacion, te estaras adentrando en el mundo mas infinito lleno de maravillas al igual... Entonces si te atreves a darle paso a esta experiencia te daras cuenta de las grandes cosas que puedes vivir... En un momento puedes estar en el lugar mas encantador y en un parpadeo podrás cambiar al lugar mas remoto e inhóspito... Estos viejos sabios pueden despertar tu mayor temor o llevarte a la mas bella aventura de amor, pueden crearte odio, rencor y dolor o felicidad, esperanza y calor, pueden darte las mayores lecciones o hacerte crear tus propias reflexiones... Son mil mundos distintos... Son pasión por instinto... Son fantasías que pueden hacer volar tu mente cada día. En cada una de sus hojas vas a encontrar la ciudad olvidada aquella en la que se vive o se muere... Se disfruta o se sufre... Se recuerda o se vive... Aquella en la que triunfas o te pierdes... Son amigos que te entretienen, te distraen y te enseñan... Estos pequeños pero grandes te darán sabiduría, te harán seguir adelante, harán que veas el mundo distinto, te harán saber que tu imaginación puede ser el portal a lo que quieres mas... Que tu mente es increíble y a la vez hasta terrible... Encontraras en ellos un refugio... Te darán el silencio mas ruidoso pero que nunca sera espantoso.

Y hay fue en ese justo instante en el que me di cuenta que mi débil corazón estaba roto sentí el frío de la soledad que nunca mas creí volveria a mi, lo senti pasar por mi alma como un puñal atravezandome lentamente con un sin sabor de que en mi derrota estaba su victoria el llanto en mis ojos no decía nada tan solo demostraba lo frágil y estúpida que era pues quería culpar a alguien mas de lo que yo había cometido me arrepentia de mis palabras pues ya nada volvería a ser como antes pues esa roca que llamaba corazón había sentido la calidez de su amor y no soportaria volver al frío del dolor.

El tiempo se acaba...

Su mundo estaba al revés, siempre las cosas le habían salido bien pero ahora su vida había dado un vuelco, el desino le estaba jugando una mala pasada, su suerte había desaparecido… tal vez era el karma de la vida quien sabe, nadie lo sabrá esas cosas nunca terminan de descubrirse, pero esto no duraría mucho pues se acercaba su fin.

El  frio de la muerte le estaba persiguiendo, tal vez las cosas debían ser así después de tanto triunfo debía sentir la decepción y el dolor de lo contrario no se podría decir que realmente había vivido pues es esa lucha y dolor constante el que vuelve más fuerte el corazón.

A pesar de todo lo que le estaba sucediendo nunca soltó una lagrima o por lo menos no enfrente de alguien lo más probable es que tuvo una gran fidelidad a su única compañera la soledad aquella que guardo, sus más grandes secretos, fue esta su confidente la cual vio su desesperación al ver que el reloj de su vida no seguiría andando este se iba a detener bruscamente para indicarle que su paso por el mundo no fue más que un abrir y cerrar de ojos en el cual su luz se había apagado de un momento para otro sin que nadie pudiera evitarlo pues en realidad nunca a nadie le había importado sino por el contrario vivía rodeada de los hipócritas que solo querían arruinar su éxito.

Es una lástima que tan solo se hubiese podido dar cuenta de esto el ultimo día de su vida en el que a pesar de que hiciera lo que fuere no podría cambiar el pasado en el que había rechazado tal vez a las personas que realmente si les podría haber importado. Ese fue su pecado no haberse podido librar de ese orgullo que le cegaba y no le dejaba ver más allá su verdadero infortunio.